El poder de compra de los trabajadorxs. Junio 2018

el .

La caída del poder adquisitivo de los salarios –dado por un incremento de precios superior a los incrementos salariales- es una realidad que afecta al amplio conjunto de trabajadorxs y repercute de manera directa en el consumo. Para observar esto debemos, por un lado, atender a la variación de los ingresos y por otro la variación de los precios en igual período.

Desde el punto de vista de los ingresos, hemos tomado como indicadores tres ingresos establecidos a nivel Nacional: Asignación Universal por Hijo, Jubilación Mínima y Salario Mínimo Vital y Móvil. En promedio, los ingresos nominales de los distintos grupos crecieron un 111% en los últimos tres años, siendo la AUH la que más creció y la jubilación mínima la que menos. 

Por el lado de los precios, el incremento en el nivel general de precios durante el 2018 ya ha alcanzado, según nuestras mediciones, la meta establecida por el Gobierno Nacional, mientras que para los organismos oficiales nacionales se encuentra en 11,9, y para la provincia de Santa Fe alcanza un 12,8 el incremento en el nivel de precios para el total de la canasta.

Para observar como varió la capacidad de compra de los trabajadores, en el informe se muestra un listado de alimentos y bebidas, que presentan una variación en su precio por encima de los ingresos antes observados, por lo que los distintos tipos de ingresos pierden su capacidad adquisitiva. En otras palabras,  permiten al beneficiario de los mismos una menor posibilidad de compra en términos de cantidades.

ver informe completo